Sin duda alguna, una de las salidas profesionales más atractivas en la actualidad y que despierta mucho interés y entusiasmo en quienes tienen una verdadera vocación por formar parte de las Fuerza y Cuerpos de Seguridad es la de Agente del Cuerpo de la Policía Nacional. Muchas veces te habrás preguntado qué hay que hacer para acceder a este Cuerpo, la respuesta es bien sencilla: prepararte con rigor e ilusión estas oposiciones. En este artículo detallamos las principales cuestiones que debes conocer en torno a esta cuestión.

En primer lugar, como requisitos de acceso para las pruebas selectivas debemos destacar que actualmente no existe límite de edad para opositar, que has de estar en posesión del Título de Bachiller o equivalente y que has de tener una altura mínima de 1,65 si eres hombre y 1,60 si eres mujer.

Las pruebas selectivas que has de superar para acceder a este puesto de trabajo son las siguientes:

EXAMEN DE CONOCIMIENTOS, consistente en la realización de una prueba tipo test sobre los contenidos del programa oficial, constituido por 41 temas
PRUEBA PSICOTÉCNICA, formada por un test psicotécnico y una prueba de personalidad que viene acompañada de la entrevista personal.
PRUEBA FÍSICA, integrada por varios ejercicios de dificultad media que se describen en las bases oficiales.
PRUEBA MÉDICA, necesaria para determinar si el aspirante presenta alguna anomalía que le impida realizar con normalidad las funciones policiales.

Los exámenes oficiales se desarrollan en la Ciudad de Ávila tras el verano de cada año (normalmente a partir de Octubre o Noviembre). Este año se han convocado un total de 2.715 plazas por el sistema de oposición libre, de ahí que esta oposición tenga mucha expectativa por las amplias posibilidades que presenta.

Si, en cambio, prefieres hacerte Vigilante de Seguridad Privada, para lo cual tampoco hay límite de edad y se requiere tan solo el Graduado Escolar o en ESO (no hay límite de altura), deberás realizar un Curso de formación previa obligatoria de 180 horas lectivas en un Centro autorizado por el Ministerio del Interior. Superado el mismo, habrás de acudir a las pruebas oficiales que convoca el Ministerio del Interior, cuatro veces al año, consistentes en un test sobre los contenidos que se han visto en el Curso previo y una prueba física formada por tres ejercicios de dificultad media. Superadas las pruebas y acreditados los requisitos que la Ley exige, el Ministerio expide la Tarjeta de Identidad Profesional que habilita al interesado para prestar servicios de seguridad en el ámbito de empresas del sector de la seguridad privada las numerosas y constantes ofertas de empleo que éstas van generando.

Recuerda que el Vigilante de Seguridad Privada es aquel personal especializado que, previamente autorizado por el Ministerio del Interior, presta servicios de seguridad privada para Empresas de Seguridad en ámbitos como comercios, eventos deportivos, prisiones, espectáculos públicos, Administraciones, espacios y transportes públicos, puertos, aeropuertos y otras infraestructuras, y que por la gran variedad de los puestos a cubrir, siempre se encuentra altamente demandada.

Si aspiras a alguna de estas profesiones, contacta con el Centro de formación Aprobé, Centro líder en la comarca especializado en la seguridad pública y privada, preparando desde hace más de 20 años a opositores a Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, siendo asimismo Centro autorizado por el Ministerio del Interior para la formación del personal de Seguridad privada.

Nos distingue, entre otras cuestiones, la gran calidad de nuestros docentes, el material didáctico elaborado por nuestros técnicos, nuestro trato próximo a los alumnos y un constante seguimiento de los mismos de cara a conseguir su objetivo.

ACADEMIA APROBÉ, CONFÍA EN PROFESIONALES DE LA SEGURIDAD